07/08/2019

A grandes males… soluciones eficaces

07/08/2019
Filtre 2

Es muy común en nuestras instalaciones enterrar los depósitos. Este formato permite ampliar el espacio útil, es estéticamente interesante y presenta un sobrecoste contenido. En estos casos es necesario, evidentemente, facilitar oberturas para acceso y mantenimiento; pero también para la requerida ventilación.

En el caso de este cliente, situado en el Vallés, hay un depósito de aguas residuales enterrado bajo una caseta de acceso. Por lo que las aperturas de mantenimiento y ventilación desgraciadamente aportaban malos olores al espacio superior.

Con tal de resolver este problema y mejorar la habitabilidad del espacio, se ha instalado un filtro de carbón activo que realiza la venitilación del depósito enterrado y elimina, a la vez, los malos olores.

Con este objetivo se ha colocado una cañería de extracción del aire que lo fuerza a través del carbón activo, haciéndolo salir por la chimenea interior completamente limpio y eliminados los malos olores.

El carbón activo funciona mediante un principio químico recogiendo las partículas disueltas en el aire; que causan no sólo los malos olores sino también los diferentes contaminantes. De esta forma el aire aparece limpio y saludable.

El problema se ha resuelto satisfactoriamente y ya no hay malos olores en los espacios.

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn